Penguin Random House Grupo Editorial lanza a través del hagstag #TenemosUnBuenPapel una iniciativa de concienciación medioambiental

Barcelona, 19 de noviembre 2018.- #TenemosUnBuenPapel es la iniciativa que Penguin Random House Grupo Editorial ha puesto en marcha para dar a conocer su compromiso con el medioambiente y las políticas que lleva a cabo, junto a sus proveedores, para hacer un uso sostenible del papel como su principal materia prima.

A través de este hagstag el grupo editorial quiere informar a lectores y autores como toda la cadena que se pone en marcha para la creación, elaboración e incluso destrucción, en caso necesario, de un libro se hace de manera responsable, ética y medioambientalmente sostenible.

Dentro de esta iniciativa, el pasado viernes, 16 de noviembre, tuvo lugar una plantación de diferentes árboles autóctonos, entre ellos alcornoques, serbales y pinos, en Parc del Montnegre i el Corredor en el término municipal de Dosrius (Barcelona). Esta reforestación de árboles se hizo con el objeto de explicar a empleados, autores -entre los que se encontraban Elisabet Benavent, Antonio Pérez Henares, Sarah Lark, Baltasar Garzón, Laura Fernández, Alvaro Colomer o Eloy Moreno, entre otros-, libreros, proveedores y colaboradores del grupo editorial el doble papel que debe jugar la industria cultural utilizando un papel medioambientalmente sostenible y asumir políticas que no dañen los bosques, de gran valor para la protección del clima y la biodiversidad, utilizando los mejores recursos posibles que estén a nuestro alcance y fabricando los libros con papeles certificados de los que se puede trazar la cadena de custodia.

Núria Cabutí, CEO de Penguin Random House Grupo Editorial; Silvia Martínez, directora técnica de FSC España; Eva Farriol, directora comercial de la empresa papelera nórdica Holmen; Victor Trillo, director general de la imprenta Liberdruplex; y Juan José Benítez, gerente de Recuperaciones Barcelona, empresa encargada de la recuperación del papel y cartón de aquellos libros que entran en destrucción por diferentes razones, fueron explicando la exigencia que cada una de sus empresas impone en sus procesos productivos para asegurar que todos los libros editados en Penguin Random House cumplan los estándares que los convierten en libros sostenibles y superen las certificaciones más exigentes. Y, en caso de que esos libros tengan que ser destruidos, cómo se recupera ese papel para convertirlo en reciclado que pueda volver a formar parte, de nuevo, de la cadena de valor haciendo un aprovechamiento circular de la materia prima.

 

Publicado 17/12/18